sábado

101 RAZONES PARA AMAR AL PERÚ





"El cuerpo del Perú es una intensa y dramática geografía que reúne cumbres nepalescas, selvas tropicales, desiertos saharianos, tundras siberianas, playas caribeñas y verdes valles, vegas y quebradas. Tres cadenas de montañas, que se anudan en Pasco y Vilcanota, como un gigantesco quipus planetario, están formadas por una veintena de cordilleras con 174 nevados de más de 5 000 m.s.n.m. y unos 30 picos de más de 6 000 m., casi todos en los 180km. de la Cordillera Blanca. En esta destaca la montaña más hermosa del mundo: el Alpamayo de 6 120m. Con 1 285 215 km2, 1% de la superficie terrestre, el Perú es el 3er país en extensión en Sudamérica, 6º en América y 18º en el mundo. En contraste con los desiertos costeños, posee 821 515 km2 de bosques - 64% del país - 84,7% de ellos en la Amazonía.
Todo ello está enmarcado por dos gigantescos ríos: el Amazonas, que en el Perú recorre 680 km, desde que se unen el Marañón y el Ucayali , hasta la frontera con Brasil, donde alcanza 4 km. de anchura; y la Corriente Peruana o de Humboldt, río marino que llega a los 200 km. de anchura y 1 500 m. de perofundidad, 1 nudo de velocidad y 10 grados Celsius menos que su entorno. Esta corriente convierte en templada la costa, tropical por latitud; Lima está en el mismo paralelo que Lubumbashi en Zaire, La Corriente Peruana compensa la desertificación que causa, creando el mar más rico del mundo, poblado de plancton y de 600 especies marinas.
En la frontera con el Alto Perú o Bolivia, se extiende el lago navegable más alto del mundo, el Titicaca: 3 850 m.s.n.m., 8 400 km2 y hasta 304 m. de profundidad. Y en Ticlio, a 4 816 m.s.n.m., el paso ferroviario más alto y audaz del mundo. Lago Titicaca -en aymara Puma- desde el espacio parece un felino cazando
El Perú ha dado a la humanidad la papa, quinua, quina, tomate, algodón, maíz, maní, zapallo, frejoles, maca, lúcuma,chirimoya y cien especies más. El 25% de las sustancias activas farmaceúticas derivan de plantas o árboles amazónicos.
De cada 9 especies de aves del mundo, una vive en el Manu. Más de la mitad de especies registradas de la flora y fauna terrestres se encuentran en la Amazonía. En un solo árbol de la Reserva del Tambopata hay más especies de hormigas que en todas la Islas Británicas. En los ríos de la costa existen 400 especies fluviales y 1 700 en los de la selva. Sólo en el valle del Alto Mayo, departamento de San Martín, se hallan 2 000 variedades de orquídeas.
El Perú ostenta 84 zonas de vidas de las 104 que existen en la Tierra y 28 tipos de clima de los 32 que hay en el planeta. Abarca 262 cuenca hidrográficas; 12 000 lagos y lagunas altoandinos; 3 044 glaciares con un área de unos 2 641 km2, hoy afectados por el calentamiento global; géyseres y más de 100 fuentes termales de hasta 100º C.
Con 3 000 minerales y materiales diversos, el Perú se halla entre las 7 regiones mineras más ricas del mundo, incluyendo minerales llamados estratégicos por su uso nuclear o en alta tecnología. En Latinoamérica es el primer productor de zinc, bismuto, telurio, plomo, oro y cadmio; segundo en plata, cobre, estaño, molibdeno y tungsteno; octavo en arsénico; décimo en cadmio.

No hay ciudad en el mundo con tantas playas cercanas como Lima.
El caballo de paso peruano alterna en elegancia con los más finos equinos del mundo.
La lana de vicuña y la piel de chinchilla, hoy casi exterminada, son las más valoradas por la alta textilería europea.
Por algo el Perú es considerado por los expertos uno de los 6 países con mayor oferta turística, junto con México, España, Francia, Italia y Egipto; y actualmente encabeza el Cusco la lista de los 10 destinos turísticos más atractivos del mundo.
El Perú es el único país de América que puede exhibir más de 4 000 años continuos de civilización y cultura. Saturado de historia, el pasado glorioso está presente dondequiera. Construyó Caral, la primera ciudad de América, hace unos 5 000 años. Levantó el primer templo de América, 2 300 años antes de Cristo, en Cotosh, sierra de Huánuco, en la misma época del renacimiento sumerio en Mesopotamia. Tuvo en el continente los primeros escultores y arquitectos (Chavín, siglo VI a.C.); los primeros textileros (Paracas, siglo V a.C.); los primeros irrigadores y ceramistas. (Mochicas, siglo II d.C.) y Nasca (siglo XII d.C.); los primeros orfebres (chimúes, siglo XII d.C.); el primer sistema vial (Caminos del Inca). No aparece la belleza del Siglo de Oro helénico, a no ser en la orfebrería chimú, que deslumbró a Benvenuto Cellini. Están más cerca de Roma, sobre todo los Incas (siglos XI-XV d.C.) por sus acueductos , andenerías, caminos trasandinos, fortalezas gigantes de piedras inexpugnables superpuestas matemáticamente sin argamasa. El primer correo americano a base de chasquis. Machu Picchu, Pachacámac, Chan-chán...Y el sueño misterioso de las Líneas de Nasca.
Luego, trasplantado el siglo de oro español y el renacimiento europeo, iglesias y claustros, plazas y palacios, cuadros, esculturas y retablos. Los primeros santos confesores de América, precedidos por una mujer, Rosa de Lima.
Y las sociedades teocráticas jesuítas de Maynas, Juli, Pomata y Paraguay.
El Perú, fatalista con fatalismo hispano-arábigo (Dios dirá, estaba escrito, como será pues), acude, sin embargo, en socorro de México, invadido por los franceses; de Nicaragua y Costa Rica, ocupadas por el filibustero William Walker, financiado con capital tejano; de Cuba, que lucha por su independencia; de Bolivia, atacada por Chile; de Argentina, en su lucha por recuperar las Malvinas.
El Perú tuvo en América la primera universidad en funcionamiento (1551) y el primer vino (1560). En América Latina tuvo el primer periódico (1744), el primer barco a vapor (1847), la primera línea férrea (1850), el primer pozo de petróleo (1863), el primer telégrafo (1872) y fue el primer país latinoamericano en establecer relaciones con China y Japón.
Su cocina es considerada la tercera en el mundo, después de la francesa y la china.
En esta geografía sobrehumana, los Incas ("allí todo era inferior, excepto el hombre" dijo de ellos Louis Baudin y lo subrayó Toynbee), domándola, construyeron un imperio que se extendió hasta Pasto en Colombia, Tucumán en Argentina y el río Maule, al sur de Santiago de Chile. Geografía que habrían de recorrer a pie o a caballo, los conquistadores y misioneros españoles y los infantes y lanceros de la independencia.

A lo largo de los últimos cinco siglos, muchos pensadores han escrutado el alma del país para poder interpretarla y formularla:
Las respuestas halladas conllevan nuevas preguntas. Y es que, tal vez, el Perú, además de no haber fraguado aún racial, cultural y físicamente, pertenece al pequeño grupo de países míticos -India, Persia, Egipto- hechos más para la imaginación que para la racionalización, más para el asombro que para la definición textual.

* Extractos tomados del artículo escrito por el filósofo, teólogo y escritor José María de Romaña publicado en la revista Caretas.